Cómete tu barrio: Sant Antoni

ADVERTISING
En pleno corazón de Barcelona, ubicado entre los barrios del Raval y Poble sec, se encuentra el barrio de Sant Antoni, un verdadero símbolo de la Ciudad Condal foco de atención para los barceloneses y turistas de todo el mundo.

Desde su centro neurálgico protagonizado por el mercado, hasta las calles más recónditas del barrio, nos hemos paseado para encontrarnos un Sant Antoni que hospeda desde la gastronomía más remotamente internacional hasta el clásico tapeo de calidad.

Comida asiática, india, pakistaní, tapeo del de toda la vida o del más fino: el barrio de Sant Antoni ofrece una extensa propuesta gastronómica apta para todos aquellos caprichos que se antojan según el día. Y ante este suculento escenario, no se ha tenido más remedio que seleccionar algunos de los que, en pocas palabras, muestran la verdadera esencia gastronómica del barrio: cosmopolita, ecléctico e internacional. ¿Nos acompañas a conocerlos?

 

Last Monkey

Sant Antoni

En 2017, y con una cocina tamaño bolsillo, Last Monkey aterrizó en el barrio para ofrecer una versión de la comida asiática basada en la creatividad y el sentido del humor. Stefano Mazza, chef, dueño y señor de Last Monkey,  tiende a los contrastes y al picante a la vez que barre para su casa introduciendo elementos de la cocina italiana, su país de origen. 

¿Quieres una experiencia redonda en Last Monkey? Deja los prejuicios en casa y permite que Stefano te guíe a través de una carta corta y muy interesante. 11 platos fáciles de compartir que, aunque vale la pena probarlos todos, no podemos evitar poner énfasis en el Aguacate spicy, la Gyoza César y el Bao a la carbonara. 

 

Baby Jalebi

Si algo se puede destacar de la gastronomía de Sant Antoni es la cantidad de restaurantes internacionales que alberga, buena prueba de ello es Baby Jalebi, un street food fusión de dos de las gastronomías más perseguidas del mundo: la india y la pakistaní. Con una estética informal, los hermanos Mani y Majid Alam, cabezas de este proyecto, nos acercan a las calles de su Pakistán a través de una propuesta gastronómica que va en sintonía con sus raíces. Tanto es así que, lejos de adaptarse a los paladares occidentales, su carta hospeda verdaderas joyas indias para las que no hace falta un pasaporte para degustarlas. Algunas de ellas son el Gol Gappe o el Lamb Madrasi. 

 

Can Rito

Sant Antoni

Si nos sigues en nuestras redes sabrás que de Can Rito no es la primera vez que hablamos. Si ya te has dejado caer por ahí, seguro que nos entiendes. Una vermutería donde calentar la silla, no solo está más que permitido, sino que es lo que te pide el cuerpo al reconocer el restaurante entre el divertido ambiente que abarrota la calle Tamarit. 

Para muestra, un botón. Un restaurante cuya carta incluye desde un sofisticado roll de steak tartar, pasando por unos tradicionales callos y con la posibilidad de finalizar este festín con un elaborado cóctel, como mínimo un par de menciones se merece. Sin lugar a dudas, Can Rito aúna los requisitos del buen tapeo a la vez que deja entrever el buen hacer de la Barcelona más dominguera. 

 

Món Viêt

Sant Antoni

Y en concordancia con la línea internacional del barrio, no se podía obviar Món Viêt, un vietnamita de los pies a la cabeza. Su local está ambientado en las bulliciosas calles de Hanoi, con elementos propios de la cultura vietnamita que automáticamente transportan a ese país: mesas bajas, cables uniéndose de pared a pared y obra vista para encarnar el dinámico Vietnam propio del imaginario colectivo.

Respecto a su carta, Món Viêt es más que un restaurante vietnamita, es un viaje por el recetario del país para demostrar con sabor su verdadera esencia. Rolls, sopas, fideos y currys con nombres impronunciables pero que no tienen margen de error. Icónicos platos como la sopa phở, la misma que puede ser servida con ingredientes a elegir, o el menú degustación, son sin lugar a dudas, la mejor manera de adentrarse en la cocina vietnamita por la puerta grande. 

 

The Egg Lab 

Sant Antoni

Y para los amantes del momento brunch, The Egg Lab es un verdadero lugar de peregrinaje. Un restaurante brunch que, como ya se intuye por su nombre, los huevos, amén de otras cosas que asoman en su carta, son los verdaderos protagonistas. Y con razón, porque están para repetir. Pero hay más de lo que a simple vista se ve: esos platos con huevos coronando es un paseo por sabores internacionales y reconocibles. Un plus que eleva estos platos que navegan entre el desayuno y el almuerzo de forma magistral.

Entre todas sus creaciones, te sorprenderá la vuelta de tuerca de un clásico como es el Country Side Avocado: pan de pueblo del Forn Sant Josep, medio aguacate tostado, champiñones salteados, crunchy kale, queso Raclette fundido, dos huevos pochados y extras a elegir como salmón, pastrami, o jackfruit salteado. Una gozada de plato que, si encima te das el capricho de acabarlo con unos Sweet Apple Pancakes, querrás volver a The Egg Lab a diario. 

 

Ruar

Sant Antoni

¿Y las hamburguesas del barrio de Sant Antoni? Te preguntarás. Pues las hamburguesas de este barrio tienen nombre propio, orígenes brasileños, y se comen entre paredes plagadas de grafitis y mucha esencia street art. Estamos hablando de Ruar, un restaurante donde cada mordisco sabe a gloria. Donde ensuciarse las manos por los celestiales jugos de una hamburguesa es lo mejor que puedes hacer, y lo mejor que te puede pasar. 

Es un homenaje a la cultura del bocadillo, la forma más callejera de disfrutar de la comida. Entre las hamburguesas, destacamos Como una cabra, una versión renovada de la clásica hamburguesa con rulo de cabra, y la Fat Cow, una delicia en forma de costilla de ternera cocinada a baja temperatura en la que el hueso sale prácticamente solo. Por si fuera poco, en Ruar también sorprende con unas tapas que quitan el hipo al más puro estilo brasileño, algunas de ellas son sus coxinhas o las patatas fritas con cerdo desmigado y sour cream.

 

V de Vermut

Sant Antoni

Una buena ubicación, el toque bohemio, y platos elaborados y sabrosos que se elevan con la gran selección coctelera que presentan: así es V de Vermut, la vermutería por excelencia de Sant Antoni y probablemente una de las más recurridas de la Ciudad Condal. Con una propuesta de más de 30 referencias de vermut entre las que se incluye el rojo, el blanco, o rosado, V de Vermut es es un absoluto derroche de creatividad y pasión por la profesión y la mixología, la misma que hace que este gran lugar sea difícil de olvidar. 

Respecto a su carta, encontrarás una extensa e interesante variedad de bocados para acompañar sorbos: desde una soberbia ensaladilla rusa hasta una elaborada pita de costilla a baja temperatura con col morada. Ambos platos ideales para compartir y a un precio más que competitivo. 

 

Piñata

Sant Antoni

Con una terraza de lo más codiciada, en la calle Casanova número 19, se encuentra el restaurante más chingón, Piñata. Un mejicano como los que no hay, con auténticas recetas precolombinas y una selección de mezcal y tequila bastante escandalosa, en concreto, más de 150 tipos de estos licores (¡A ver quién es el valiente que los prueba todos). Un lugar donde la diversión impregna cada rincón y donde las recomendaciones del patriarca Magel van directamente a las sagradas escrituras de la BCN Foodie Guide. 

Sin embargo, tampoco queremos dejar de mencionar lo que para nosotros es el  verdadero hit de la carta de Piñata, y es que la Tlayuda, una tortilla de maíz grande y crujiente, untada con frijol refrito, queso Oaxaca y chorizo, hace cantar cual auténtico mariachi. Y por si fuera poco, Piñata se adapta a tus antojos con una carta de comida y otra de brunch. ¡Andale Wey! ¿A qué estás esperando para ir?

 

Dr. Zhang

Sant Antoni

Dr Zhang es un restaurante especializado en dumplings, una delicia china con orígenes que datan alrededor de los años 150-218 d.C cuando un prestigioso médico chino, Dr. Zhang, los inventó con el fin de curar a los enfermos de su ciudad. Que están buenísimos y curan el alma lo podemos afirmar sin dudas ni titubeos. 

Fue después de vivir dos años en China que su artífice, Elia Caral, decidió unir su gastronomía natal junto a la virtuosa técnica del dumpling aprendida en su estancia allí. Más allá de la extensa oferta de dumplings que Caral nos propone, la carta alberga otros platos que siguen la línea de la verdadera cocina del gigante asiático. Lejos de decantarnos por algunos, en lo alto de la lista de preferencias están situados el wonton de cerdo y langostinos, chili oil y teriyaki hervidos y la gyoza de pollo picante coreano, con spicy mayo y menta frito. Dos platos que a día de hoy todavía se pelean por el primer puesto. 

En referencia al broche final, en Dr. Zhang se han permitido darles su toque personal dándonos a probar los dumplings dulces, algo que, sin ser propiamente fieles a los orígenes chinos, han sido todo un descubrimiento. 

 

Algrano Bistró

Sant Antoni

Y como buenos pasta lover, tenemos localizado un restaurante donde sirven excelente pasta en Sant Antoni. Y no cualquier restaurante, pues Algrano Bistró aúna a la perfección la tradición italiana de la elaboración de la pasta casera y la mejor selección del grano duro de origen italiano protegido. Un viaje por Italia que va desde el norte al sur ofreciendo grandes emblemas como los Maccheroni al tartufo o los Parpadelle al cinghiale. Ingredientes de máxima calidad que logran los sabores más auténticos. 

Esta esencia se ve reflejada en una carta sencilla que se rige por las métricas más convencionales: Para compartir, selección de pasta y los postres caseros. Así, sin florituras, directos algrano. 

 

Maleducat

Sant Antoni

Maleducat es el fruto de una amistad duradera entre dos hermanos y un tercero que, sin formalismos, ofrecen los clásicos de taberna con énfasis en los fuera de carta. Buenos vinos, gran servicio, y con el arte de tirar cerveza más que dominado, desde aquí auguramos una gran trayectoria para este restaurante. 

En cada uno de sus platos se refleja una minuciosa selección del producto, lo cual da sentido a la multitud de sugerencias que tienen. Sin embargo, y aunque la diversión recaiga en aquellos platos imprevisibles, en Maleducat también se ofrece una divertida selección de platos y platillos a los que hincarle el diente. El tartar de calamar con tomate seco, menta y ajoblanco o el pastel de queso de cabra con romero y sorbete de pera son verdaderas joyas para querer atesorar.

 

Iakni

Bajo el nombre Iakni encontrarás un restaurante que ofrece una cuidada carta de platos tradicionalmente libaneses que dejan con ganas de más. Siendo fiel a las raíces de la cocina del país, la base gastronómica de Lakni es ligera y saludable a la vez que enfatiza los vegetales respetando las recetas originales del país. 

El Tabbúle, el Baba Ganúsh o el famoso Shawarma son algunos de los platos que protagonizan su carta.  Gracias a la selección de vinos que tienen, todos los platos tienen la opción de maridar con vinos libaneses, hecho que no solo eleva la experiencia a otro nivel sino que permite disfrutar de la cocina libanesa en todas sus dimensiones. 

 

The Coffee

Y como no podía ser de otra manera, Sant Antoni también es el barrio perfecto para hospedar un buen lugar para repostar con buen café de especialidad: The Coffee. Pero que no te confunda su nombre, porque The Coffee, sin ser un restaurante propiamente dicho, es una verdadera experiencia gastronómica. Directos desde Brasil, y con una profunda influencia del país nipón, The Coffee ya ha conquistado países como Brasil, España, Francia, Colombia y Portugal con numerosos locales extendidos por cada territorio. 

Ahora bien, ¿qué puedes esperar de The Coffee? Pues en él encontrarás estudiadas propuestas de cafés y tés que mezcla lo mejor del salvaje brasil con disciplinado Japón, una combinación que da lugar a bebidas tan buenas y exóticas como el Matcha Iced Latte, con té matcha, leche, y menta, o el Black Ginger, un espresso con hielo, tónica y jengibre. Un verdadero placer para tus papilas gustativas. 

Para cuando acabes de recorrerte el barrio de Sant Antoni, no te preocupes, que tenemos más planes para ti. Visita nuestro artículo sobre Top Hamburguesas de Barcelona y coge tu agenda, que tienes mucho trabajo. 

ADVERTISING
ADVERTISING

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.