Categorias

Patito Feo hace bocadillos guapos

ADVERTISING
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

El juego de palabras era inevitable y quizás en él también se inspiró Serdar Taşyürek al crear la marca de su proyecto de bocadillos gourmet. Porque sí, Patito Feo no tiene el interiorismo más facturado de la ciudad pero cuando muerdes un bocadillo, este lugar se convierte en el más exclusivo de Barcelona. Bocadillos con seny, con buen producto como base y elaboraciones caseras en todo caso.

¿QUÉ DEFINE A PATITO FEO?

Serdar Taşyürek es turco, y en su cultura gastronómica está la de crear sabrosos contenidos para ricos envoltorios (comestibles, se sobreentiende). Pensaremos en el durum rápidamente, pero la creatividad de Taşyürek le ha llevado a crear una corta carta, de 4 bocadillos, pensada para que esta máxima se eleve a ofrecer maravillas ricas en sabor e ingenio entre pan, sea brioche o pan de pita o de durum. Tras dos años en las cocinas del Hisop, lo que Taşyürek tenía claro es que quería su propio proyecto, sin desvincularse de la cocina de corte gastronómico pero sin la infraestructura de personal y equipación que ésta requiere. ¿La solución? Seguir vinculado al producto, ofrecer elaboraciones, salsas y combinaciones suculentas con el formato bocadillo.

Patito Feo 6
Patito Feo 6

¿QUÉ COMER EN PATITO FEO?

Producto de temporada y elaboraciones caseras, la base para que el sabor genuino de la materia prima de calidad se traduzca en un bocado irrepetible. Nos han chivado que su burger es uno de los secretos a voces de esta ciudad. Si tenemos en cuenta que su proveedor es el mismo que provee al Abac, estaremos en la pista de la veracidad de esta afirmación. El caso es que sus burger no están en la carta, forman parte de su menú de mediodía que por 11,95€ incluye también patatas fritas y la bebida. Y el contenido de los ingredientes de la burger varía según el ánimo de Taşyürek o la disponibilidad de la materia prima. Para Taşyürek, la burger es anecdótica, el foco de la propuesta de Patito Feo es ofrecer calidad elevada en un formato informal que no sólo le permite ofrecer unos precios ajustados sino que hace posible que él sea quien lo ejecute todo: hace las elaboraciones, cocina, emplata y excepto servir, todo pasa por sus manos. Como su juguete, pero compartido con los que venimos a gozar en sus escasas 5 mesas.

La carta, como se ha apuntado, es corta, y de momento Taşyürek quiere que así siga sin previsión de cambiarlos a corto plazo. El pan brioche es de Forn de Sant Josep y el pan de pita y durum, de un proveedor libanés. Todas las salsas son elaboradas a diario y parte de su secreto está en que usa ingredientes turcos que imprimen sabores exóticos pero cercanos, como la melaza de granada que aporta un suculento matiz ácido a la burger. Burger que, por cierto, confirmamos que está riquísima: queso fresco, cebolla roja, melaza de granada, confitura de pimientos asados y jalapeños. Un festival de acidez, dulzor y toques picantes en la boca, además de ser una carne jugosísima.

Patito Feo 2
Patito Feo 2
Patito Feo 2Patito Feo 2

Los entrantes son sólo dos, pero son tan sabrosos que no se echan en falta más: imprescindible tempura de maíz en la que el dulzor del maíz contrasta con la delicada tempura hecha con cerveza y se complementa con un aliño de mayo de parmesano y salsa BBQ (secreta) de la casa. El otro entrante son las denominadas patatas feas: patata agria cortada a mano con salsa mayonesa de albahaca y salsa BBQ con Jack Daniel’s, jugando al contraste.

Y yendo al lío: soberbio bocadillo de rabo con bechamel de berenjenas y pepinillos encurtidos de la casa. La bechamel, untuosa, es muy suave y al morder da la sensación de comerte un canelón deconstruido. El bocadillo de lechazo IGP con salsa verde, mayo de hinojo y olivas a la plancha es de sutil elegancia, con un pan de pita que aguanta la textura.

Patito Feo 4
Patito Feo 1

 

Este festín sólido se sustenta con vinos naturales y craft beer. Taşyürek huye de los productos industriales porque se siente próximo a la filosofía de la producción artesanal, que controla con mimo los procesos y la calidad. Siempre dispone de 2 cervezas de tiro que van rotando y 8 referencias en botellines. En cuanto al vino natural, 21 referencias con mayor presencia de los tintos.

Patito Feo tiene un precio medio imbatible de 18€/pax y os espera en Casanova, 182 todos los días de 13 a 15:30h, excepto sábados y domingos que alarga una hora el servicio de mediodía.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
ADVERTISING
ADVERTISING

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *