Robot House, con un mes escaso de andadura en el Eixample, es un proyecto que tiene una misión: nutrir la creatividad y la innovación para fines que ayuden a crear una sociedad mejor. Sus herramientas son la creatividad y la exploración de un pensamiento interdisciplinar a través de charlas y workshops en un ambiente acogedor donde además, la buena comida, el buen café y el buen té tienen una alta cuota de protagonismo.

Si os acercáis pronto, encontraréis a Griselda Serra allí, disfrutando del espacio, gozando de un proyecto hecho realidad y gestado hace casi 20 años atrás en su cabeza. Esta economista que recondujo sus pasos hacia el cine, a principios de los años 90 se inspiró en el Angelika Film Center de Nueva York. Un referente en cuanto a espacio de creación y difusión que, por aquel entonces, ya tenía en cuenta la parte gastronómica. Griselda encontró en el Angelika un oasis donde se reunían sus pasiones bajo un solo techo: cine, literatura y gastronomía, entre otros. Y un refugio en sus múltiples viajes a Estados Unidos.

Robot House propone para los mediodías un menú del día que va rotando, y para los desayunos o meriendas una corta carta de tostadas (con toppings deliciosos), bocatas de ciabatta con rellenos sabrosos de verdura, carne o pescado y unos bols con fruta y superfoods. Hemos probado el menú del día y es toda una sorpresa: inspirándose en los bentos japoneses, siempre encontraréis un plato principal vegetariano/vegano y otro con proteína que se sirve con acompañamientos balanceados a nivel nutricional, una pequeña ensalada y sopa del día, y se corona con un pequeño postre por 10,90€. Está disponible de lunes a viernes.

[Total:2    Promedio:5/5]
5 stars - based on 250 reviews
Robot House