Más que nunca, nuestra octava Foodie Pop Up Experience estuvo literalmente on fire… porque el fuego, y especialmente el humo, fueron los protagonistas absolutos de ‘RÖK HOUSE, Una experiencia humeante’: si os desvelamos que los chefs fueron Machete Queen (el alter ego de Elena Carbó, la aclamada chef de Lando) y Rooftop SmokeHouse ya lo veis claro, ¿verdad? Este dúo se unió para elaborar un menú espectacular en el que los ahumados y la potencia de su sabor brillaron en un formato degustación de 3 tapas, 4 principales y un postre.

Nada más traspasar la puerta de Factory 36 (el nuevo espacio de Doble 36 que estrenamos en primicia) y llegar al patio, te encontrabas con Buster y su equipo ahumando sardinas, un costillar de cerdo, salmón y arenques en directo. Su ya famosa barrica desprendía un delicioso olor a madera y hierbas aromáticas que nos anticipaba las delícias que íbamos a disfrutar en la mesa. Dentro del hangar, Machete Queen iba perfilando su toque, sacando todo el esplendor y el sabor de esta materia prima ahumada tan excelente con platos elaborados y estéticamente perfectos.

Os lo avanzábamos en nuestros spoilers en redes: en RÖK HOUSE se unió la aclamada técnica de Rooftop SmokeHouse con la perfección de Machete Queen… ¡y el resultado no pudo ser más increíble!

¿El menú? Cuando nos sentamos en el restaurante que creamos dentro del hangar, el festival de platos se fue sucediendo así: tres tapas servidas conjuntamente, que consistieron en Pastrami (¡sí, el archifamoso pastrami!) con mostaza y crackers, Taramás (plato estrella de Machete Queen que, para saber qué es, tendrás que ir a probarlo a Lando) y mantequilla ahumada para disfrutar con el pan de Cloudstreet Bakery. Les siguieron 4 platos principales espectaculares: Salmón ahumado con chucrut, ensalada de hinojo y manzana verde; Sardinas ahumadas al momento en coca de aceite de oliva, confitura de tomate de temporada y germinados; Setas de verano ahumadas a baja temperatura con romero y aceite de almendras y Costillar de cerdo ibérico ahumado a baja temperatura con chutney cítrico. El postre, ¡a la altura de los platos que le precedieron!: corte de helado de laurel ahumado con galleta crujiente.

Nos acompañaron la excepcional cerveza gourmet Alhambra Reserva 1925 (que los asistentes pudieron llevarse a casa en formato Magnum) y los vinos y cavas de Gramona: disfrutamos de los siempre impresionantes cavas Gramona Argent Rosé Brut Gran Reserva 2012 y Gramona III Lustros Brut Nature Gran Reserva 2007, y durante la cena servimos el Gramona Vi de Glass Riesling 2013.

[Total:0    Promedio:0/5]