Categorias

Gastromapping

ADVERTISING
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

La cocina planea jugar con nuestro gusto, olfato, vista, oído y tacto de forma literal: más que nunca, con la entrada en escena del gastro mapping, los cinco sentidos con los que cuenta todo buen foodie intervendrán en el disfrute de una comida. Destronado como rey absoluto, el paladar pasa a jugar un rol complementario porque el futuro se presenta lleno de volúmenes, sonidos, texturas y sensaciones que se unen para proporcionar al comidista una experiencia que promete ser única.

Vayamos por pasos. Nacido del arte como expresión preeminente de la creatividad humana, el mapping es una técnica que consiste en crear imágenes o vídeos que se proyectan sobre objetos tridimensionales o en cualquier superficie que permita convertirse en una pantalla de vídeo dinámica, y que se acompaña normalmente de música o sonido. Imagen, sonido y superficie se crean de forma separada, pero como en una orquesta donde cada instrumento tiene un papel, una acción de mapping busca el impacto de todos estos elementos mostrados a la vez.

La aplicación del mapping en la gastronomía no ha tardado en llegar para unir de una vez por todas la creatividad en los fogones con la visual y gráfica

¿El efecto? Sorprendente. La aplicación de esta técnica en la gastronomía no ha tardado en llegar para unir de una vez por todas la creatividad en los fogones con la visual y gráfica. En Méjico encontramos un referente, la experiencia “Gastro Mapping” del restaurante Frida Kahlo: en ella, platos, paredes y mesas son las superficies escogidas para trasladar al comensal por un recorrido de cinco minutos en el que los colores, las imágenes y las texturas del Méjico se funden a nivel visual y sonoro con referencias a Frida Kahlo.

Y si pasamos del continente americano al nuestro, en Bélgica ha nacido una estrella: “Le petit chef”. La proyección en el plato empieza con un pequeño personaje que emerge de un agujero (proyectado) en el centro de la mesa para preparar delante de los atónitos ojos del comensal un filete a la parrilla. En cuanto este pequeño chef virtual acaba su particular show cooking, el plato real es servido a continuación en la mesa. Las aventuras de este mini cocinero no acaban aquí: en un entorno acuático, prepara una deliciosa bullabesa y se marca un postre helado con sorpresa pirotécnica incluída. Esta experiencia, lamentablemente, es una pop up del colectivo artístico Skullmapping. Ahora bien, la licencia para su uso adaptado al restaurante que quiera tener al pequeño chef en su mesa está a la venta. ¿Oído cocina?

En España también sacamos pecho, porque han florecido iniciativas para todos los gustos: desde vivencias gastronómicas no aptas para mileuristas hasta propuestas más asequibles y altamente creativas, pasando por una pop up que sólo puedes disfrutar una vez al año.

De la mano de Paco Roncero llega Sublimotion, la experiencia gastronómica del Hard Rock Café de Ibiza que el chef ha creado en exclusiva: una vivencia única para 12 comensales que comparten una mesa durante las tres horas que dura el show, y que ronda los 1.650€ el cubierto. Este viaje traslada a los comensales (y a sus alucinados sentidos) a través del globo terráqueo: del Polo Ártico a Central Park, con parada en las huertas toledanas que inspiran al chef e inmersión en el fondo marino. Luz, sonido e imágenes acompañan a los platos que el equipo de Roncero prepara y sirve, unidos, dentro de un mismo concepto.

En Barcelona encontramos dos referentes de envergadura. El primero, Spoonik, es además de la contracción genial de las palabras “Sputnik” y “Spoon”, el proyecto de Jaime Lieberman y Jon Giraldo. Una aventura que estos dos chefs iniciaron hace dos años, abriendo su propia casa como restaurante clandestino. Su talento y el boca-oreja les elevaron en pocos meses al altar de las propuestas gastronómicas más exclusivas y sorprendentes de Barcelona. Ahora, su magia se experimenta desde el restaurante que han abierto en 2016 en Sant Gervasi: mapping sobre la mesa, iluminación cambiante, música y un excelente servicio sirven para que estos dos brillantes chefs y su equipo ofrezcan una sinfonía de platos maridados con vinos que emocionan. Para vivirlo en primera persona debes tener en cuenta que la mesa será compartida y que debes hacer reserva previa.

Desde este septiembre, en la ciudad condal contamos con otro exponente gastronómico en el que el video mapping es uno de los elementos de la experiencias que allí se vive. A pie de Ramblas, y en las entrañas del Liceu, Ópera Samfaina ha llegado de la mano de los hermanos Roca bajo la batuta de Tast Barcelona para revolucionar el concepto de show gastronómico. Ojo, no es un restaurante. Contemplemos este nuevo espacio como un lugar de degustación de productos catalanes en el que suceden “cosas” en sus cinco áreas: ópera, camareros que actúan como croupiers, un caganer… ¡mejor no te contamos más! El show, las mejores tapas tradicionales catalanas y los productos más de nuestra tierra se unen aquí para deleite kitsch de turistas y locales.

Nuestra última parada es en Girona, donde el colectivo Light&Cook prepara en su cita anual un espectáculo gastronómico enmarcado en el Festival Internacional de Mapping de la ciudad. Las dos experiencias de gastro mapping que han realizado, “10 contradiccions” (2015) y “Efímers” (2016), han contado con muy buena acogida y les proyecta como un grupo de creativos multidisciplinares que dará que hablar. Vivimos en primera persona “Efímers” en Gastrobubbles, la taberna gastronómica del chef del colectivo, Àngel Garcia. Con nueve platos como hilo argumental, conocimos cómo se conectan los ingredientes con su entorno y experimentamos sensaciones de ese hábitat gracias a las proyecciones en la pared, la mesa y la música o el sonido. La impresión que nos llevamos es de talento que necesita evolucionar, puliendo aspectos que esa noche quedaron algo descuadrados. Les seguiremos la pista, con ganas de descubrir su propuesta para 2017.

FOTO: Jordi Domènech
FOTO: Jordi Domènech
FOTO: Jordi Domènech
FOTO: Jordi Domènech

Que los amantes de la gastronomía esperan más que genialidad en los fogones, es ya una realidad. Superada la fase de estupefacción en la que nos sumió la escuela creativa de El Bulli, ahora llega el reinado de los sentidos en forma de imágenes y sonido ¿Es el gastro mapping la tendencia de un futuro inmediato? A nosotros nos parece que cuenta con números para que así sea. Seguiremos informando.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
ADVERTISING
ADVERTISING

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *