Restaurant l’Olivé, un clásico que sigue dando guerra

Por Alba Sánchez Haro 05 marzo 2019

Las nuevas cocinas creativas y foráneas se han establecido con tal ímpetu y fogosidad que al parecer, en el panorama gastronómico actual, la tradición está cayendo en el olvido. No es de extrañar, pues a todos nos gusta la novedad y la tendencia, pero no hay que olvidar a aquellos  románticos que a menudo sufrimos arrebatos de nostalgia y melancolía. Por nuestras raíces, por aquello que sabemos hacer tan bien: la cocina catalana. Si vosotros sois de los nuestros, no more panic, porque Barcelona sigue escondiendo extraordinarias joyas como os contábamos el otro día.

Hoy nos desplazamos al Cuadrado de Oro de l’Eixample para hablar de un restaurante que lleva más de 30 años -uno de los pocos que sigue en pie- reivindicando y poniendo en valor la tradición y el producto de calidad. Nos referimos al Restaurant l’Olivé, el local que reina la esquina de Balmes con Consell de Cent desde los años 80.

Empecemos por su reciente renovación: Toda una declaración de intenciones. Están aquí para seguir dando guerra.

A su cuidada y notable cocina ahora se le suma un local acogedor, contemporáneo y sofisticado, perfecto para cualquier ocasión y compañía. Pero vayamos a la labor, el sustento.

Como es habitual, nos dejamos recomendar por el excelente servicio de sala, y todas sus sugerencias fueron un cierto. Arrancamos con una xatonada de bacalao con olivas de Kalamata, suave y equilibrada, un plato perfecto para abrir boca. Le siguió un canelón de txangurro con calabacín y huevos de trucha, sorprendente por su textura y sabor, fresco y delicioso.

Para acabar con los entrantes, una alcachofa rellena de jamón y cebolla confitada. Nos pareció al principio una apuesta un tanto arriesgada por parte de sala, pero la perfecta ejecución nos sorprendió: lograda cocción de la alcachofa, tierna, delicada y además, sabrosa.

Empezamos con los principales por todo lo alto. Para que os hagáis una idea, aún soñamos con el canelón de pularda rustida con setas de temporada, bechamel y… muuuucha trufa. Nos atrevemos a decir que es seguramente uno de los mejores canelones de Barcelona, así que si visitáis el restaurante no dudéis en probarlo.

Otro de los clásicos que teníamos pendiente era su tortilla abierta, en este caso, de gamba fresca, un plato además de bonito, exquisito. Para acabar con la parte salada unos guisantes del Maresme ahogados con panceta, butifarra del Perol y butifarra negra. Una fiel representación de los valores del restaurante: respeto por el producto y materia de primerísima calidad.

Con los postres no bajó el listón. Empezamos con una mousse de maracuyá con coulis de frutos rojos perfecta para dar paso al COULANT. Hablamos en mayúsculas del postre predilecto de chocolate, que por sí mismo merece una visita al restaurante. Casero, hecho al momento, cremoso y potente. Una explosión de sabor para las papilas gustativas.

Amantes de la gastronomía tradicional, de las técnicas de toda de la vida y de los productos sencillos, sin estridencias: este es vuestro lugar. Entre tanta innovación siguen quedando joyas como l’Olivé para disfrutar por todo lo alto con platos clásicos y apuestas seguras.

 

[Total:1    Promedio:5/5]
Restaurant l'Olivé
Catalana
$$$
Eixample
Carrer de Balmes, 47, 08007 Barcelona
934 52 19 90

DEJAR UN COMENTARIO

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Lamaga Comunica
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: redaccion@bcnfoodieguide.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

  Acepto la política de privacidad