Los amantes de la carne se reunieron en el barrio de Les Corts para disfrutar de la carne en ‘REBESTIA, Vuelve la carne’, un remake de la Foodie Pop Up Experience que tuvo lugar ya el año pasado. Sebas García, quien se presentó como “no soy cocinero, no soy carnicero, soy un loco” fue el encargado de la comida, y Alberto Pizarro (de Bobby Gin) el responsable de los maridajes en forma de cóctel. Dos talentos de la gastronomía que unieron sus mentes para sorprender a los 60 asistentes, quienes disfrutaron de un menú degustación dividido en tres actos, como una auténtica obra artística.

El primer acto empezó con un foie marcado en vivo, maridado con una jeringuilla elaborada a base de Madernessia Gin, combinado con Aperol, vermut, zumo de limón y tónica Hibiscus, como aperitivo. Los entrantes, Sopa para Valientes (pan en forma de huesos, boniato, calabaza, trufa y papada); Cubanito Versionado, como homenaje al street food, (mayonesa con naranja y cilantro, pepinillo, queso manchego y pata de jamón) y Steak Tartar marcado con sangre (que en realidad era pico de gallo). Tres platos maridados con ‘Ballbreaker’, un cocktail con base de cerveza Alhambra Reserva 1925 con Jack Daniels Single, barrel, zumo de cítricos y sirope de azúcar.

El segundo acto, pensado para relajar la mandíbula, se presentaba con un regalo de ternera con parmentier de patata y maracuyá; seguido de un canelón de carne con sepia cubierta a base de carpaccio de pies de cerdo, combinado con una salsa concentrada de carne y con trozos de granada. El cóctel ‘11-11’, a base de Cachaça, chica morada, zumo de limón y cava Imperial de Gramona, fue el elegido para “entrar en carne” como afirmó Pizarro.

Para terminar la cena clandestina, Alberto Pizarro finalizó con un ‘F*ck my brain, honey’ con Jack Daniels Sconek, remolacha, licor de té negro, zumo de limón y clara de huevo. Como postre, Sebas, presentó una Coca de Vidrio que simulaba piel de animal y un Cerebro de cordero, como un pastel de yogurt griego con galleta y toques de frutos del bosque.

Un menú maridado con la cerveza gourmet Alhambra Reserva 1925 y los vinos y cavas de Gramona, Argent Rosé Brut Gran Reserva 2012, Gramona III Lustros Brut Nature Gran Reserva 2007 y Gramona Vi de Glass Riesling 2013.

La localización de la primera Foodie Pop Up Experience del año, siempre desvelada pocas horas antes de la celebración del evento, fue el espacio COOCCIÓ. Un local que ambientamos como si de un matadero se tratase en el que la carne fue la protagonista, servida con platos muy sorprendentes y maridada con cócteles bestiales.

[Total:0    Promedio:0/5]